Sellos y monedas

El poder siempre ha tenido necesidad de afirmarse en la imagen, y la moneda, desde su creación en la Edad Antigua, ha sido un vehículo particularmente adecuado para ello, al vincularse a las actividades económicas y simbolizar de una forma evidente el consenso social (todos la aceptan como medio de pago). Incluso hay una significativa mención al simbolismo moneda-poder en los Evangelios (A Dios lo que es de Dios y a César lo que es de César).

En la Península Ibérica hubo monedas prerromanas (una de ellas, con la figura de un jinete ibero, fue utilizada de modelo para una del siglo XX); las acuñaciones de moneda se multiplicaron en la Hispania romana.

Tremis de Recaredo
(fuente: Commons)

La acuñación de moneda en nombre de los reyes visigodos fue el signo inequívoco de que esa monarquía se había desvinculado totalmente del Imperio romano, convirtiéndose en un verdadero Estado.
Tesorillo de 19 dinares y 1200 dirhems,
Valencia, siglo XI (fuente: Commons)

Los dinares y dirhems andalusíes, muy prestigiosos, circularon por todo el mundo, tanto en países musulmanes como cristianos. Las monedas de los reinos hispano-cristianos reprodujeron su sistema monetario (maravedí, dobla), añadiendo los modelos europeos (florín, marco, ducado).

Real "de a ocho" de Felipe V
(fuente: Commons)
Las monedas de la Monarquía Hispánica, que controlaba el tesoro americano, fueron las más prestigiosas de toda la Edad Moderna, y se reprodujeron en el sistema monetario de Estados Unidos (el dólar es el calco del "peso duro", y su símbolo reproduce las columnas de Hércules con el cartel "plus ultra"). La unidad con más vigencia fue el real, con el maravedí como unidad de cuenta y como moneda de vellón (cobre); las equivalencias fluctuaban con las alteraciones monetarias (devaluaciones), en la época de los Reyes Católicos era de 34 maravedíes por real y 16 reales de plata por escudo de oro (o sea, 544 maravedíes por escudo). Hasta el siglo XVIII cada reino tenía su propia moneda, aunque el sistema castellano era el más potente.

La peseta se creó en el Sexenio Democrático, para introducir a España en la Unión Monetaria Latina; la base era el duro de plata de cinco pesetas o veinte reales (el real se seguía usando popularmente como moneda de cuenta y para denominar a las monedas fraccionarias de 25 céntimos de peseta), las de 10 y 5 céntimos, con la figura de un león se llamaron "perras gordas" y "perras chicas"). La Guerra Civil supuso el hundimiento de la peseta respaldada por el Banco de España, controlado por el gobierno de la República; el bando vencedor no reconoció las pesetas "republicanas", emitidas durante la guerra. La entrada de España en el Mercado Común (1986) conllevó la entrada de la peseta en el Sistema Monetario Europeo y posteriormente su desaparición, junto con las de la zona euro, al crearse la moneda única (1999 como unidad de cuenta y físicamente desde 2002).
Para ampliar: 
Wikipedia: Historia numismática de España.

El papel moneda, del que son precedentes medios de pago escritos en papel, como las letras de cambio particulares (utilizados por los mercaderes en las ferias) y los títulos de deuda pública (juros), se fue implantando en su forma contemporánea desde el siglo XVIII, con la creación del Banco de San Carlos (1782), que sufrió diversas transformaciones: Banco de San Fernando (1829), conviviendo brevemente con el Banco de Isabel II (1844-1847), hasta adquirir su forma definitiva como Banco de España en el bienio progresista (1856).

Los sellos de correos se implantaron en España en 1850, diez años más tarde que en Inglaterra. Es significativa la similitud de esas fechas con la creación de la primera línea ferroviaria (Manchester-Liverpool, 1830; Barcelona-Mataró, 1848). Por los mismos años se fue implantando el telégrafo (Madrid-Irún, 1855).



Fuente: granenciclopedia.es
Fuente: Cinco Dias

Fuente: elcosmosdeyoma.com
Billete resellado. Véanse las fechas.



Fuente: Historia y filatelia

Sellos conmemorativos de los XXV años de paz



Fuente: Fuenterrebollo






Fuente: Saetabis


Fuente: Fuenterrebollo


Fuente: Blog numismático


Fuente: Fuenterrebollo
Fuente: Fuenterrebollo

Fuente: maravedis.org (Historia de la peseta)


No hay comentarios:

Publicar un comentario